viernes, 9 de enero de 2009

Historia del Satanismo y la Brujería


Jules Michelet (1798-1874), es uno de los historiadores franceses más reconocidos. Su clásica 'Historia de Francia' es aún texto canónico para quien quiera adentrarse en el conocimiento del país galo. Michelet, de unos años para acá, ha sido duramente criticado por otros medievalistas por sus métodos poco rigurosos de investigación: generalmente hacía sus estudios de memoria, citando y mencionando libros y documentos que había consultado años atrás. Estas irregularidades no son para nada raras en la mencionada disciplina.

Lo cierto es que la obra en general de Jules Michelet perpetúa la idea de que toda la Edad Media (476-1450), fue un agujero negro en la historia de occidente, una época llena de de hachazos, inquisidores locos, derechos de pernada, barbacoas brujeriles, señores feudales sanguinarios, cruzadas, mujeres objeto, potros, calabozos, catacumbas y monjes perversos y lujuriosos.

Michelet, al principio creía que la brujería había sido la reaparición de la orgía pagana en un pueblo de siervos. Ciertamente, por aquí iba mejor encaminado. Después pensó que era la rebelión de la naturaleza humana contra la religión del terror y de la inquisición, la protesta de libertad contra el principio de muerte y de opresión, la primera manifestación moderna del espíritu de la naturaleza que había engendrado al paganismo, y que el cristianismo creía muerto. La humilde campesina de la Edad Media, que teme y respeta a su marido, ha conservado el recuerdo y el culto de los antiguos dioses de la comarca y de la familia. Ella se apiada de ellos y va de noche a la encina que los alberga, con el fin de consolarlos. La pobre sierva de la gleba, ultrajada por la gente del castillo, por pajes y escuderos, abandonada, termina entregándose en cuerpo y alma a Satanás.

Orgullosa de sus conocimientos ancestrales, encuentra en ellos y en su religión un refugio ante el mundo cruel que la atormenta. Ahora ella es la sacerdotisa de la gran naturaleza, el médico de esa sociedad que la ha proscrito. Ésta es su gloria. Y hasta el gran Paracelso llega a declarar siglos más tarde que sus conocimientos profundos del cuerpo humano los ha adquirido en el contacto con la 'bella donna', 'la buena señora', 'la comadrona' o 'matrae', para él afectuosos sinónimos populares de la bruja-médica-curandera que pone fin al dolor. Sin embargo, como veremos más adelante, esta mujer a la que siguen las brujas resultara ser la gran diosa de la prehistoria.

Aqui pues les traemos este libro de Jules Michelet: 'Historia del Satanismo y la Brujería'.


DESCARGA AQUI!!!

1 comentarios:

Midori Adelaida dijo...

saludos!
Muy Buen blog!
(la verdad lo acabo de descubrir)
no he podido bajar el libro de Jules Michelet, Historia del satanismo y la brujería--¿aún lo teneis¡? podrían subirlo de nuevo??

Gracias!!!!